Caminando por East Side Gallery

By 19:15 , , , , , , , , ,

Solemos leer en libros de historia algo que está en muchas revistas y diarios de hace no mucho tiempo atrás. Muchos de nosotros fueron testigo de una de las mayores tragedias de los últimos tiempos. Otros nacimos al poco tiempo nomás… no es algo lejano. 


155 kilómetros de odio, miedo y exceso de poder. 186 torres de vigilancia. 70 km. de alambre espinado. Cientos de muertes y miles de historias que hielan la piel de sólo escucharlas. 
Es difícil extender el brazo derecho caminando por Mühlenstraße, tocar el muro y no transportarse. 
Siglo XXI, 2016 y caminando por East Side Gallery (considerada como la mayor muestra de arte al aire libre del mundo y a su vez la mayor parte del muro en intactas condiciones) es muy fácil sentirse abrumado, confundido, ínfimo. Sentir miedo, frío y hasta un poco de claustrofobia intentando cruzar de un lado al otro y no poder. Todavía falta 1 kilómetro para el próximo cruce. En honor y por respeto vale la pena caminar ese kilómetro sin poder cruzar e intentar sentir, por lo menos en una mínima parte, lo que fue Berlín hace 30 años atrás. 

Caminar y seguir escuchando historias de intentos fallidos por cruzar el muro. Familias que un día despertaron y jamás pudieron ver a su esposo, su hermano, su hijo que había quedado del otro lado. Así de espantoso y crudo. 

Si bien en todo Berlín hay pequeñas muestras del “Mauer”, el museo, y hasta la línea divisoria en el suelo por donde hace años pasaba el muro, East Side Gallery merece ser visitada y disfrutada. Simplemente pararse enfrente de una pintura y pensar.

Años de historia y sufrimiento contada a través del arte. Murales, dibujos, frases, imágenes y graffitis que nos dejan reflexionando un largo tiempo…

Definitivamente después de la visita a Berlín, hay un antes y un después. 




#WANDERLUST 




Muro de Berlín, comienzo de East Side Gallery

You Might Also Like

0 Comments

Archivo del Blog